lunes, octubre 23, 2006

La balanza de Dios

Las chicas del coro...gloria a Dios!

La balanza de Dios

En estos 6 meses que llevamos de ministerio hemos visto como Dios ha obrado según su justicia, según su balanza…pero como esta cada uno si es pesado por el Señor?

Proverbios 16:2: Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus.

Esta palabra es clara porque nos enseña que para el hombre todo lo que hace es con pureza, siempre los caminos de uno pareceria que estan bien…pero Dios pesa los espiritus.
Alguna vez pensaste cuanto pesa tu espíritu? Tu espíritu, pesa mas que tu carne?

Que parte mira Dios de tu espiritu para pesarlo?
Job 31:6-7:
Péseme Dios en balanzas de justicia, Y conocerá mi integridad. Si mis pasos se apartaron del camino, Si mi corazón se fue tras mis ojos, Y si algo se pegó a mis manos,

1) Esto es lo que Dios anhela cuando mira tus pasos:
Job 23:11-12:
Mis pies han seguido sus pisadas; Guardé su camino, y no me aparté.Del mandamiento de sus labios nunca me separé; Guardé las palabras de su boca más que mi comida.

Dios quiere que sigamos siempre sus pisadas, que guardes sus caminos sin apartarte y que sus mandamientos no se separen de tus labios nunca!

2) Esto es lo que Dios anhela cuando mira tu corazon:
Proverbios 4:23-24:
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Aparta de ti la perversidad de la boca, Y aleja de ti la iniquidad de los labios.

Vemos que Dios quiere que guardes tu corazón, que no se vayan tras tus ojos como habíamos leídos antes…pero me impacta que nuevamente haga alusión a la boca y a los labios.
Será que es porque de la abundancia del corazón habla la boca?

3) Esto es lo que Dios anhela cuando mira tus manos:
Ya hemos hablado de que las manos tienen poder tanto para bendecir como para maldecir y hacer traspaso de pecado entre otras cosas, pero hay muchos hombres y mujeres que demuestran tener en su mano la balanza de la justicia, pero tienen una balanza inclinada, una balanza acomodada:
Son los mercaderes del evangelio:
Apocalipsis 6:5-6:
Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.
Ahí tenemos el accionar de los mercaderes con su balanza “tocada” en la mano, haciendo trueques, pactos de trigo y cebada (el pan = la palabra) por dinero, haciendo como que no dañan el aceite ni el vino (la uncion y el gozo)
Dios quiere que en la mano tengamos la vara de la autoridad que tenemos sus hijos:
Exodo 4:2:
Y Jehová dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? Y él respondió: Una vara.

Que te dira Dios luego de pesarte?
Tekel:
Daniel 5:27: TEKEL:
Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto.

Siervo fiel:
Mateo 25:21:
su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.